lunes, 29 de octubre de 2007

EL DESEO SEXUAL

Esperar a que su pareja desee siempre hacer el amor cuando usted quiere puede ser injusto.
la libido individual o impulso sexual varia de unas personas a otras y comprenderlo contribuye a hacer más feliz su vida sexual.

CONSIDERACIONES TOMADAS DE INVESTIGACIONES SOBRE EL IMPULSO SEXUAL

1.--Cuanto mayor es su impulso sexual, más frecuentes y variadas son sus fantasías eróticas.
Las personas de impulso sexual bajo es muy probable que sólo
fantasee acerca de contactos sexuales con una sola persona; la persona de impulso sexual alto, imaginará que tiene relaciones con más de una persona.

2.--La intensidad de un impulso sexual se debe, aproximadamente en una tercera parte a su educación y entorno, pero en sus dos terceras partes es heredada; de hecho, los padres con alta sexualidad, tienden a engendrar hijos con alta sexualidad.

3.--prenscindir del sexo durante largo tiempo puede hacer descender el impulso sexual, los datos muestran que las personas que dejan de hacer el amor por alguna razón, y no tienen ningún tipo de satisfacción sexual a cambio, sienten gradualmente una disminución del deseo sexual.

4.--el impulso sexual de aquellas personas que disfrutan con fantasías sadomasoquistas (ejemplo ser azotados/as, estar en cautiverio) es generalmente mayor que el de la media; el impulso sexual de los travestís es generalmente inferior a la media; y el de las personas que han cambiado de sexo es aun menor.

Todas las parejas conoce
n la frustración que se produce cuando uno tiene deseos de hace r el amor y el otro prefiere dormir. La experiencia más común suele tener lugar por las mañanas temprano, cuando el hombre se despierta en erección y desea unirse con su compañera, que está dormida o lo simula. En otros momentos del día o de la noche, ambos pueden desearlo por igual y entonces ¿que es lo que ocurre que no llegan a una relación satisfactoria?.
El deseo sexual conocido también por el libido, difiere de una persona a otra y entre hombres y mujeres, aunque algunos estudios demuestran que hay pautas comunes para cada sexo; los hombres frecuentemente se sienten más excitados por la mañana temprano y las mujeres en las primeras horas de la tarde. Parece que el impulso sexual, como el sueño, la vigilia o el apetito, están gobernados por algo denominado "" el reloj biológico"" un mecanismo interno del que conocemos muy poco.
Para la propia vida amorosa de cada ser, debemos saber que sentir deseos sexuales en otras ocasiones distintas a nuestro compañero/ra, es algo muy normal, y sabemos que esto no sirve de mucho, lo que quizás sea una ayuda, es saber que es un problema general y de responsabilidad compartida y no exclusiva de nuestra pareja. La única respuesta práctica es hacer el amor cuando ambos lo deseen sin barreras de tiempo, hora o lugar.

COMO SE DESARROLLA LA LIBIDO

En el pasado se aceptaba que el deseo sexual era algo que correspondía a los hombres. Y solo las mujeres "inmorales", sentían emociones parecidas. No nos debe sorprender, pues, que se levantaran miles de voces en contra cuando con el cambio de siglo, el psiquiatra austríaco Sigmund Freud dictaminó que los niños tenían ya respuestas sexuales. Con esto quería decir que obtenían placeres de este tipo, primero en el acto de mamar del pecho materno; luego tocándose el ano y después los genitales.
Las encuestas más recientes indican y muestran en términos concluyentes que los hombres son sexualmente más activos en todas las edades que las mujeres, incluso hoy en día, pero la diferencia entre los apetitos sexuales de ambos sexos ha disminuido considerablemente. Esto indica que las actitudes sexuales más permisivas de nuestra sociedad moderna han tenido un cierto efecto liberador de la libido femenina. La disponibilidad de anticonceptivos seguros ha hecho desaparecer la mayor parte de las trabas a la sexualidad femenina.
Pero incluso en los países más permisivos, parece haber una sexualidad femenina mucho menor que la masculina. Al tiempo se piensa que las mujeres sufren menos de frustración sexual que los hombres, quizás porque tienden a buscar una salida a su sexualidad en escapes como el sentimentalismo, el romanticismo y el amor.

en el próximo capitulo veremos: el impulso sexual masculino y el impulso sexual femenino y los efectos de la bebida y la droga

1 comentario:

Ana R dijo...

Yo creo que en la liibdo entran muchos factores propios de cada momento y persona...

Abrazotess