martes, 26 de febrero de 2008

ODA A UN EMIGRANTE


Desde mi modesto blog, quiero rendir un pequeño homenaje a los emigrantes, a los que fueron y pudieron volver, y a los que volvieron y tuvieron que marchar. Ellos nos enseñaron que las guerras, la intolerancia y la pobreza son sinónimos de miseria y emigración.

ODA A UN EMIGRANTE

Era una tarde de enero
oscura y desapacible,
era un día inconfundible,
era un día gris y fiero.

Mis manos fueron tejiendo
el nudo de mi corbata,
la estancia me pareció grata
mientras me iba vistiendo.

Chaqueta de pana oscura,
pantalones de mahón
y a modo de cinturón
una cuerda más bien dura.

Una gorra madrileña,
puesta hacía el lado derecho,
una congoja en el pecho
y una maleta pequeña.

Era todo mi bagaje
y todo mi capital,
era el momento fatal
para tan maldito viaje.

Mientras me iba alejando
por mi calle empedrada,
una voz triste y quebrada
mi nombre estaba gritando.

Era la voz de mi madre
que ahora miraba al cielo,
yo era su único consuelo
desde que murió mi padre.

Más yo no quise girarme
con mi corazón partido,
sentimiento dolorido
yo tenía que marcharme.

Y llegue a la estación,
entré en el tren de madera
aunque paré en la escalera,
oí una triste canción.

Valderrama y su emigrante
dibujaban la partida
""y aunque jamas en la vida..."",
el estribillo constante.

Treinta años han pasado
y yo quiero retornar
por el camino empedrado
que a mí me vio caminar.

Autor de la poesía Santiago (Rudo-Poeta)
año 2008
No me importa que copies esta poesía si te gusta, pero si lo haces, se honesto indicando el autor.

las fotografías han sido copiadas de:
hace 20 años
lo mejor de Murcia

27 comentarios:

IGNACIO dijo...

Santiago amigo, esto que se lee formando parte de una historia reciente por mis años, es como ver marchar a los padres en ese tren de madera, hasta perder la vista en los raíles, mirando un horizonte que siempre era incierto.

Te aplaudo.

Nausicaa dijo...

Me gusto mucho, volvere por aqui :)

Evan dijo...

Santiago, realmente precioso tu poema, también calza muy bien para los que vinieron a América...

Un besito!

Hipolitta dijo...

Como escribís desde el país vasco, me hacés en mi abuela que vino de Hendaye. Pero hace tanto, que a los 30 años de tu inmigrante, hay que multiplicarlos casi por 3.

Sabés Santiago?, yo soy argentina, se dice que los porteños descendemos de los barcos, porque somos hijos o nietos de inmigrantes. Y, la verdad, por lo que conocí, todos soñaban con las tierras que dejaron, pero la mayoría no quería regresar.

Regresaron los que hacían inmigración golondrina o los que vinieron,probaron y retornaron
enseguida.

Por muchas causas, porque ya no estaban los afectos que habían dejado, porque la nostalgia era tan fuerte, que si volvían temían ser aplastados por la tristeza, porque ya no tenían para qué.

Y esto es tan así, que cuando los paises europeos comenzaron a pagar viaje y estadia, a los emigrados, para que pudieran ver sus tierras otra vez. Muchísimos dijeron que no.


Es extraño y extraordinario el ser humano, la plasticidad, la capacidad para encontrar patria, en la patria de sus hijos.

Un fuerte abrazo.

Graciela dijo...

Hola santiago, que bello poema!! que sensación tan rara me dió leerla, mis abuelos vinieron de España y nunca volvieron, ya no están en este mundo pero pronto iré a rendirles homenaje y me emociona terriblemente solo pensarlo, gracias por esta poesía!!
Eran de Navarra, Esquiróz. Un beso!

lágrimas de mar dijo...

precioso poema y lindo homenaje

besos para ti

lágrimas de mar

Luna Carmesi dijo...

Dificil capitulo el viajar por necesidad y hermosas como siempre tus enlazadas palabras.

Un beso.

Vicky dijo...

Vaya blog descubrí, desde ya quedara en mis favoritos....
Que bellas letras que tratan tan dura realidad vividas por tantos... tejes tus palabras con un sentimiento increíble..
Felicitaciones...
Caricias para tu alma desde mi Colombia bella.

SAFIRO dijo...

Hermoso homenaje!!
Santiago,
no hace mucho en el blog en que viste a Lola Mora, hice una entrada hablando de la "Morriña", esa penita gallega que palpé tan de cerca, mis cuatro abuelos y mi padre eran gallegos, ninguno regresó a su patria... pero el corazón estaba partido.
Como dije, en otro, en Safiro, hablando de ellos...un día llegaba una carta con el borde negro de luto (conservo una), en que se anunciaba la muerte de alguno de sus padres, y eso se iba repitiendo...tal vez fuera una de las causas por las que luego ya no regresaron.
Nuestros abuelos no vinieron de turistas y alegremente. Salieron con pena, llegaron con todo su angustia y la "morriña" se instaló en ellos...
Mi abuela Lola me cantaba y hablaba en su lengua y le brillaban los ojitos verdes cuando hablaba de su tierra.

Preciosa tu poesía!
Gracias por este momento

Un abrazo.

Antrophistoria dijo...

Muy bonito el poema amigo Santiago. Yo también soy un emigrante, aunque resido cerca de mi tierra, Extremadura, y puedo ir con frecuencia. Un saludo.

M@R dijo...

HOLA,,,
EMIGRANTE SIN RUMBO HACIA UN CAMINO LLENO DE SOMBRAS EN BUSCA DE UN VIVIR DEJANDO LAGRIMAS EN EL PASO SIN MIRAR ATRAS,,,,,,,,,
UNA TRISTE REALIDAD, QUE UNA VEZ TUVE QUE ACEPTAR,,,,,,
UN ABRAZO,,,

kukilin dijo...

Soy hija de inmigrantes y me ha emocionado tu poema.
Me encanta leerte.
Besos.

T S dijo...

Precioso amigo!!!
me encanto...
tu alma es bella y tu corazon es tu fuerza!
gracias por compartir
te invito a que conozcas CEM%EU
saludos
ts

•°¤*(¯`° (Bett) °´¯)*¤°• dijo...

Que triste es la vida del emigrante, cuantos sueños rotos dejan atras del camino, cuantos lazos, cuantas lagrimas guardadas en el bolsillo.
Mi pais se fue creandopor emigrantes...asi que mucho de lo que dices, realmente nos toca.

Te dejo un abrazo!

Y gracias por la visita en mi blog!

Poetiza dijo...

Un homenaje precioso en lindo poema. Te dejo saludos. Cuidate.

AdR dijo...

No puedo imaginar cómo serían esas "partidas", esas "marchas" de personas buscando vida. Mis abuelos tuvieron suerte, y todos mis tíos. Que aunque algunos tuvieron que salir de España no fue de esa manera tan bella y apenada que narras en verso.

Abrazos

Antonio Aguilera dijo...

Creo que he entrado en un blog muy interesante: La cultura sobre todas las cosas, veo en tu lema.
Ya conozco a otro vasco, en tu misma l�nea, un t�o genial tambi�n, Azpeitia se llama (nombre bloguero claro), lo conoces?.
Nos veremos, la literatura es lo m�o auss�.

Ana dijo...

Precioso homenaje a los emigrantes, a sus familias que sufrieron su ausencia y su destierro.
A veces olvidamos nuestros orígenes, la lucha de nuestros padres y abuelos por huir de la miseria y buscar un mundo mejor.

La vida se repite, con otras personas y otros lugares. Un poco de solidaridad para todos.

Gracias por encontrarme de nuevo, ha sido una grata sorpresa leerte.

Saludos vaskitos.

IRIS dijo...

Un OLE por este magnífico homenaje que has hecho a todos los emigrantes!!
UN abrazo muy grande amigo!

Maribel Sánchez dijo...

Un blog tan lleno de sentimientos y buen hacer Santiago, ha de ser motivo de orgullo para su autor. Olvida la modestia.

Besos

Miriam Jaramillo dijo...

Gracias Santiago. Muy profundo este poema. Cuanto sentimiento a flor de piel. Siempre sera un placer visitarte. Con infinito respeto.

Medea dijo...

Mas que precioso!!! una entrega real de una dura partida!!

de un eterno buscar de un librar el alma, el cuerpo , el ser!!!

Me encanta bendiciones~~

nara dijo...

bellisimo homenaje... y merecido.

saludos.

Lidia M. Domes dijo...

Me gustó mucho tu poema, también llevo en mi corazón el peso de mis ancestros que tuieron que dejar todo buscando nuevos horizontes...
De Chekoslovaquia, Italia, Alemania, Suiza... acrisolándose las razas, aquí en Argentina...

Gracias por este hermoso poema...

Lidia

Morgane dijo...

Cuando uno deja su tierra por necesidad económica o motivos políticos, lleva con él la nostalgia y el desgarro. La capacidad del ser humano a sobrevivir y adaptarse a culturas distintas es y será la característica de las migraciones.
Siempre han migrado los pueblos, ha sido un fenómeno constante a lo largo de la historia. Pero en nuestra historia reciente, muchas familias españolas tuvieron separarse y emigrar, pasando por angustias y tristeza. Por eso creo que aquellos que emigraron en los años 60-70, y sus descendientes debieramos entender mejor por lo que pasan los que hoy llegan a España desde otros lugares.
La tolerancia no fue precisamente lo que encontramos en Europa, y el esfuerzo para integrarnos a las sociedades "norteñas" fue constante. Esas vivencias debieran fomentar en nosotros una talento comprensivo hacia los que están pasando ahora por lo que nosotros o nuestros padres pasaron hace no tanto.
Un saludo del Sur.
Morgane

Rimel Azul dijo...

Santiago no imaginas cuanto me ha emociobado tu poema... mi familia es emigrante y tus palabras pintan la historia de varios como yo. hace poco he estado escribiendo sobre eso y aun no me he animado a volcar a mi espacio eso que resulto... ya lo hare.
Te mando un beso y mil gracias!

Persio dijo...

Emocionante el caminar del emigrante, abandonándolo absolutamente todo.