sábado, 1 de septiembre de 2007

A NUESTROS GOBERNANTES

CRÓNICAS DE UN DESTRUCTOR

Hoy he sacado mi destructor por las costas Malagueñas, o lo que es lo mismo la costa del sol
zonas como TORREMOLINOS, BENALMADENA,FUENGIROLA, playas como PLAYA ARROLLO DE LA MIEL, PLAYA TORREBLANCA, PLAYA NAGÜELES, PLAYA SALADILLO etc. etc. y me he dado cuenta que las cosas no son como uno creen que son, sino como los gobernantes y políticos quieren que sean. Además de la inconsciencia propia de los ciudadanos que cada día es mayor, la suma de ambos hace que seamos todavía un país por civilizar.
Me ha causado verdadero estupor ver como el 85% de los jóvenes malagueños viajan en moto sin casco y de una forma propia, quiero decir que no se respetan los semáforos, lo mismo adelantan por la izquierda que por la derecha y un sin fin de imprudencias que pueden y seguramente son causa de accidentes idiotas. ¿hasta dónde somos capaces de llegar?.
Pero lo que más me ha impresionado, ha sido ver algunas playas acotadas siempre pensé que las playas y los montes era de dominio público y me he dado cuenta que no.
Voy a dejar unas fotos en las que podemos ver la tumbonas tomando casi toda la playa hay que pagar por utilizarlas y además no se puede llevar ni un triste bocadillo en tu nevera por que te prohíben comer en la zona de tumbonas, concretando no puedes utilizar la playa porque tienes que pagar por las tumbonas, no puedes comer un bocata porque esta bajo prohibición y lo más extraño es que hay concesión cedida por los ayuntamientos.



Así es que sonoros cañonazos para esos ayuntamientos invasores que ocupan nuestras playas tan impunemente.

2 comentarios:

Evan dijo...

Como es que prohiben llevar nevera a la playa? Si fuera un argentino le prohibirían llevar el mate? Nosotros vamos con el mate a todos lados...

Gracias por visitarnos, estoy conociendo tu espacio.

Saludos

David dijo...

Santi, ten en cuenta que hay mucha gente viviendo del dinero que entra en las arcas gracias al turismo, tanto a los ayuntamientos como a los habitantes de esas localidades LES INTERESA COBRAR POR EL USO DE LA PLAYA. Es una pena, pero es así.